Ruta Ribera del Río de la Peña

Ver la foto ampliada

Ver el mapa de la ruta

Descargar la ruta en pdf

Muy próximo al pueblo de Piloñeta se encuentra el punto de partida de esta ruta. Un aparcamiento en las cercanías del río Prá permite dejar los vehículos y tras leer las indicaciones del recorrido en el panel de inicio se puede comenzar esta aventura por la Naturaleza.

A pocos metros de la senda se observa el Molino de Prá, construcción que utilizaba en su labor diaria la fuerza del agua del río, compañero infatigable del viajero a través de bosques y praderías.

Con un leve ascenso por la pendiente y dejando a un lado la orilla del río, se continúa por el camino a la sombra de especies vegetales características de la ribera asturiana como arces, avellanos o fresnos. A lo largo del recorrido se puede descubrir antiguos molinos de agua que, aún hoy en día, conservan sus canalizaciones y saltos de agua originarios. Estos ingenios hidráulicos, antaño utilizados por los vecinos de las aldeas cercanas para la molienda, se han convertido por años de desuso y abandono en un silencioso testimonio de las costumbres populares de épocas pasadas.

La ruta, perfectamente señalada, conduce en dirección al alto de la Cipresta, muy cercano al pueblo de Campanal. Saliendo de la senda de tierra y tras tomar un camino hormigonado se inicia el descenso que llevará hacia la localidad de Gradátila, donde se aconseja un alto en el camino para descansar unos minutos, y si es menester conversar con alguno de los lugareños, que a buen seguro contarán más de una anécdota de la zona.

Entre tierras de labranza y caminos vecinales se llega al pueblo de Piloñeta, último espacio poblado antes de regresar al punto de origen de la ruta.

Rutas recomendadas
Visita nuestro restaurante

Reserva mesa