Ruta del Picu La Múa

Ver la foto ampliada

Ver el mapa de la ruta

Descargar la ruta en pdf

Para llegar al punto de inicio de la ruta, el Molín de Fraynoquiso, debe tomarse la carretera local NA-1, que lleva a la envasadora de agua de Fuensanta, y casi inmediatamente después del cruce del desvío que lleva hacia Grandiella.

Se inicia el itinerario tomando la pista de piso hormigón que, en dirección sur y suave ascenso, conduce a la cercana aldea de Cueva Alta. Desde esta localidad la ruta prosigue por una pista forestal que arranca en una vuelta muy pronunciada, justo enfrente de una cuadra. Así, entre frondosos pinares de repoblación, se gana altura rápidamente hasta alcanzar las praderías de las Crestas de Trapa. El itinerario prosigue por la divisoria de aguas, ofreciendo espléndidas vistas del valle de Cuerrias, a la izquierda, y la llanura de Nava, a la derecha. En días despejados se disfruta incluso de las magníficas panorámicas que desde allí ofrecen los Picos de Europa. El camino discurre entre crestas y collados hasta alcanzar el Colláu la Verde, paso entre el valle de Cuerrias y el del Ríu Pendón, desde donde se divisa al sur la cumbre del Pico La Múa.

Si se desea completar la ascensión a la cumbre, basta tomar la senda a la izquierda y continuar la andadura por las crestas, encontrando en el camino una pequeña charca, sin agua en los meses más secos. La cima del Pico La Múa constituye una de las atalayas de mejores vistas de la zona central de Asturias. Desde allí se alcanzan a divisar, al sudeste, los Picos de Europa, dominados por la cumbre de la Peña Santa de Castilla, el Picu Vízcares en Piloña, y el Tiatordos entre Caso y Ponga; al norte, la Sierra’l Sueve y el Cordal de Peón; y al oeste, la Sierra de Peña Mayor y gran parte de los concejos de Nava, Piloña, Siero y Sariego.

El regreso se realiza por el mismo camino hasta alcanzar de nuevo el Colláu La Verde. Desde aquí debe tornarse a la izquierda una senda apenas marcada que entre brezales desciende con fuerte pendiente hacia las brañas de Breñabérnez, donde se conservan un abrevadero para el ganado y una pequeña cabaña. El itinerario prosigue por un sendero que deja a la izquierda el prado y el muro de piedra que lo cierra y, a la derecha, un hermoso bosque de hayas. Enseguida los árboles desaparecen y se reinicia el descenso en dirección a Casielles. Esta zona ofrece una magnífica vista de las impresionantes Foces del Río Pendón, espectacular desfiladero por donde se precipitan las aguas en dirección al Piloña. Para ello es preciso desviarse ligeramente al oeste a través de los prados que rodean el caserío.

Desde Casiel no resta más que descender por la pista de acceso al pueblo hasta encontrar la carretera, a la altura del Molín de Frainoquiso, uno de los mejor conservados del concejo, y regresar al punto de partida por la carretera.

Rutas recomendadas
Visita nuestro restaurante

Reserva mesa